El empresario deportivo expresó que la denuncia por amenazas las instauró en la sede de la Fiscalía General de la Nación en la Villa de Céspedes.

El máximo dirigente de la Corporación Deportiva de Tuluá, Cortuluá, Óscar Ignacio Martan, denunció amenazas en su contra. Las intimidaciones las recibió el dirigente a través de llamadas telefónicas asegurando que un grupo de personas desde la capital de la montaña se trasladarían a este municipio del Centro del Valle, para acabar con su vida.

“Pero ya con las últimas declaraciones del presidente del Nacional Emilio Gutiérrez, con las declaraciones del asesor legal el doctor Néstor Humberto Martínez, ya la gente se enardece más. Yo tomé la decisión de cerrar mis redes sociales, de Twitter, Facebook e Instagram por no llenarme de energías negativas. El día de ayer yo estaba en un partido de fútbol sub 17 y me informa el presidente ejecutivo que lo llamaron al teléfono ´Contacto  Cortuluá´, que había un comité que iba a venir a Cortuluá para matarme, porque yo estaba robando a Atlético Nacional, yo estoy muy tranquilo”, aseveró Óscar Ignacio Martan.

El empresario deportivo le contó a este medio de comunicación que instauró en la mañana del viernes anterior en las instalaciones de la Fiscalía General de la Nación con sede en Tuluá, una denuncia por amenazas de muerte en el que además le brindarán protección por parte de la policía nacional.

“Lo mejor es informarles a las autoridades, yo le informé al presidente de la Dimayor, de la Federación, a muchos periodistas y personas del mundo deportivo. Hoy tomé la decisión de ir a la Fiscalía en Tuluá para realizar la denuncia a las diez de la mañana, estuvimos como dos horas rindiendo el porqué de la denuncia, me van a generar unas medidas de protección, yo debo ir al comando de policía, esperemos que sea una medida de seguridad, no de generar escándalo, ni declararme víctima, simplemente es de tener cuidado”, añadió el máximo dirigente de Cortuluá

Este complejo panorama deportivo se da en el marco del litigio por la batalla jurídica en el caso del futbolista Fernando Uribe, y en el que hay de por medio una demanda en contra del Atlético Nacional, obligándolo al parecer a pagar una suma de cinco millones de dólares por este caso que lleva más de once años.

“Cuando uno pierde o gana, pues hay que aceptar cualquiera de las dos decisiones. Si el tribunal federal suizo hubiera dicho que el fallo del TAS tenía razón, nosotros simplemente llorar, sentirse lastimado, pero aceptar el fallo, o al revés, si el fallo del TAS hubiese sido a favor de Cortuluá en el monto, porque siempre fue a favor de nosotros, condenaron a Nacional por incumplimiento de un convenio, la pregunta es que hubiera dicho Nacional, se hubiera ido al Tribunal Federal Suizo, así de claro. Por la convicción que las cosas las hemos hecho bien, eso da la seguridad que podemos movilizarnos por cualquier lado”, explicó Nacho Martan al periodista deportivo de Revista Lea Tuluá.

Revista Lea Tuluá, conoció por parte de Atlético Nacional que esta situación impide actualmente el desarrollo deportivo de este equipo y la califica como “vergonzosa y no admite justificación”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *